Fisting

¿Qué es el fisting?

Considerada dentro de las prácticas de sexo fuerte (extremo), se define como la práctica sexual, en la que se produce placer al dilatar en ano y recto e introducir parcial o totalmente los dedos, la mano o el puño o del doble fisting (introducción de ambos puños) y a veces el antebrazo en el recto y/o colon.

¿Puede existir alguna otra variante del fisting?

Sí, como la introducción de parte del pie/pie en el recto (foot fucking) o el auto-fisting, introducción del propio puño.

¿Cómo se puede iniciar en esta práctica de sexo extremo?

Puede iniciarse con la penetración de objetos pequeños o la introducción de 1, 2, 3 dedos y así sucesivamente de manera suave y con abundante lubricante.

Es una práctica considerada como extrema y se recomienda que NO se lleve a cabo sin los necesarios cuidados previos (desinfección, limpieza, guantes de látex, lubricante a base de agua, etc.) y posteriores (examen médico por posibles infecciones, desgarros de la mucosa anorrectal y/o musculatura regional, fisuras etc.)

¿Qué partes anatómicas compromete el fisting?

El ano, el recto,  el colon sigmoide y colon, son de particular interés para quienes experimentan una forma de estimulación sexual anorrectal. Esta actividad involucra la relajación gradual de la musculatura anal, permitiendo la introducción de varios dedos, la mano y ocasionalmente el antebrazo que penetran hasta el recto y colon.

Para la práctica del fisting es necesario tener en cuenta que en el ano cuenta con dos esfínteres, uno externo controlado por el sistema nervioso voluntario, y otro interno que es controlado por el sistema nervioso independiente. De tal suerte que al realizar esta práctica debe tenerse en cuenta que el esfínter interno de la persona penetrada no logra dilatar de manera voluntaria y por lo mismo es necesario tener cuidado cuando se está realizando la penetración con el fin de evitar el dolor intenso en la pareja. Una vez que los esfínteres se han dilatado, la práctica del fisting puede realizarse, resultando placentera para ambos.

¿Cuáles complicaciones pueden presentarse en transcurso de esta práctica?

Hay riesgos que van desde desgarros simples hasta perforación intestinal que requiere de hospitalización. Con la aparición del VIH se reevaluaron las prácticas sexuales de este tipo para prevenir la transmisión. En lo que concierne al fisting, es potencialmente riesgoso ya que se producen traumatismos microscópicos y lesiones superficiales o irritaciones en el tejido anorrectal, aunque hay muy poca documentación sobre la transmisión del VIH mediante la práctica del fisting, se recomienda usar guantes de látex y abundante lubricante a base de agua.

¿Se requiere de alguna preparación?

Se recomienda la aplicación de un enema a base de agua (lavado del recto y una porción del colon) para realizar la práctica lo más limpia posible.

La práctica del fisting debe iniciarse con el baño, relajación o caricias del cuerpo, luego la introducción de los dedos en el ano para la relajación de los músculos y cuando ya se sientan placer utilizar suficiente lubricante a base de agua e introducir un dildo, vibradores blandos u otros objetos con el mismo fin de acostumbrar al ano a relajarse siendo de manera gradual.

Ambas partes deben acordar el tipo de práctica a realizar y cuidarse mutuamente. La introducción debe hacerse lenta y metiendo los dedos a manera de masaje y uno a uno, dilatando poco a poco hasta lograr la penetración, se recomiendan movimientos lentos a manera de caricia, se trata de sentir placer. Después de haber pasado el esfínter anal, la penetración rectal o más profunda parece hacerse menos molesta, es muy importante hacer un ajuste de la posición al rotar los dedos muy lentamente sin forzar dirigiéndose hacia el lado izquierdo del abdomen para continuar a la porción sigmoidea del colon, es recomendable posteriormente introducir la mano en forma de “pico de pato”(figura 1). Hay personas que les gusta la profundidad y otras les satisface más lo ancho o sea la mayor dilatación del ano y su introducción inmediata en el recto.


Captura de pantalla 2014-01-08 a la(s) 11.16.15 p.m.

 

Figura 1

 

El “fisteo” en la zona del recto y ano puede ser muy satisfactorio si no se exceden los limites de ninguna de las partes. La relajación y respiración son muy importantes, se recomienda conocer por lo menos lo más elemental de anatomía y fisiología del ano, recto y colon y nunca ir más allá de lo que la anatomía del pasivo lo permita.

¿Existe alguna postura en especial para la práctica del fisting?

La selección de la posición en la cual le sea más fácil la penetración con inhalaciones profundas para la dilatación de la musculatura anal es importante.

Se pueden experimentar diferentes posiciones o una o más combinaciones en las que los objetos venzan la curvatura del recto o intestino grueso. Las posturas más frecuentes en la práctica del fisting son el columpio o sling o variaciones de este como las piernas hacia arriba como de perrito y sentarse sobre el puño

 

RECORDAR QUE EL ABUSO DE LOS ENEMAS FAVORECE PROBLEMAS FUNCIONALES DEL INTESTINO.

¿Cómo se logra la relajación y cuáles son las posturas?

El aprendizaje para el disfrute de objetos introducidos en el recto, básicamente depende de tres factores.

Primero se debe de estar consciente de la importancia de la relajación de la musculatura anal y rectal para lo que se requiere de un poco de paciencia y la auto estimulación con los dedos o con objetos que le provoquen placer.

Segundo y tal vez el factor más importante, comenzar a acomodar los movimientos rectales y de su intestino para eliminar la tensión muscular, el dolor anorrectal, evitando también complicaciones médicas, por lo que se recomienda informarse más acerca de su ano, exploraciones, posiciones de los objetos y objetos que pueden introducirse durantes los viajes o por tiempos prolongados para ir acostumbrando el área y experimentando sensaciones de placer.

El tercer factor consiste en empezar a habituarse a nuevas sensaciones y disfrutar de mayor tiempo con ellas. Algunas personas lo consideran nuevo y riesgoso, otras experimentan sensaciones nuevas en su cuerpo con curiosidad y temor.

¿Cuáles son los riesgos al practicar el fisting?

Es una práctica sexual que bien realizada lleva pocos riesgos de ITS, y debido al riesgo de que haya sangrado las posibilidades de la transmisión de VIH, hepatitis B y C y sífilis son más altas. Sin embargo, el fisting implica por sí mismo, mayor o menor riesgo de traumas o daños físicos al ano, recto y colon que pueden ir desde pequeñas irritaciones, ulceraciones, sangrado, desgarros,  hasta llegar a una perforación intestinal.

Cualquier enfermedad preexistente puede agravar la penetración, como hemorroides, fisuras, fístulas, abscesos, presencia de condilomas, etc.

¿Es importante el uso de guantes?

El uso de los guantes es de suma importancia en la práctica de fisting, deben ser de látex o poliuretano pues son adecuados para prevenir las ITS/VIH y parasitosis intestinal. La longitud dependerá de la profundidad y de la práctica acordada. Hay guantes que son mas largos, guantes de cirujano.

No utilizar guantes se considera práctica de riesgo sobre todo para VIH, sífilis latente, Hepatitis B y C puesto que la sangre, al estar presente en el ano o recto podría tener contacto con algún traumatismo, pequeño o grande, existente en la piel de manos o de otra región anatómica.

¿Qué se debe evitar?

  • Introducir el pene con condón de látex en un recto que ha sido recién penetrado con la mano y en que se ha utilizado lubricante a base de grasa, ya que la posibilidad de ruptura del condón es alta.
  • Debe evitarse el anilingus en un ano recién penetrado con la mano. El anilingus (chupar, beso negro) en un ano/recto que ha sido recién fisteado por el riesgo de adquirir infecciones por el contacto con las heces y/o sangre.
  • Es recomendable que las uñas estén cortas y limadas.
  • No se debe compartir guantes cuando se juegue en grupo, son de uso personal.
  • Personas con poca experiencia deberán extremar precauciones.
  • Es importante detener la acción o práctica penetrativa en el momento en el que una de las dos personas lo solicite, o bien cuando se note algo fuera de lo común como dolor, sangrado, salida de intestino, etc.
  • El uso de guantes adecuados de látex o poliuretano ayudan a prevenir las ITS y algunas parasitosis intestinales, la longitud de los guantes dependerá de la profundidad de la práctica acordada.

Para esta práctica es muy importante:

  • El uso de abundante lubricante a base de agua.
  • No llevar anillos u otros objetos punzocortantes.
  • Uso de guantes.
  • Después de un fist-fucking anal los vasos sanguíneos del recto quedan abiertos a causa del trauma por lo que es imprescindible el condón si posteriormente se pretende realizar una penetración anal ya que el riesgo de adquirir una ITS/VIH es elevado.
  • No compartir guantes cuando se haga en grupo.

¿En caso de penetración profunda, qué hacer?

La penetración profunda, el punching (entrada y salida rítmica con el puño cerrado y/o alternado entre derecho e izquierdo) y el fist doble (introducción de ambas manos o mano y pene), son prácticas que implican más riesgos.

Se recomienda lavarse las manos antes y después de “fistear”

Es importante detener la acción en el momento en que una de las 2 partes lo pida o bien cuando se note algo fuera de lo común (mayor dolor, mayor sangrado etc.). Hay que saber parar.

¿Qué pasa al combinar el fisting con alcohol y/o drogas?

No es recomendable la ingestión de alcohol o drogas, en especial las sintéticas, ya que incrementan notablemente los riesgos de causar algún daño físico mayor o la percepción de riesgo para la adquisición de ITS/VIH. En general casi todas producen alteración de la conciencia.

Las drogas que comúnmente se utilizan son: alcohol, marihuana, cocaína, ketamina, cristal, tacha, euforia, poppers, entre otras.

El alcohol, su consumo es muy común, siendo una práctica que resulta peligrosa sobre todo para el pasivo pues es más vulnerable a daños severos de la región anorrectal o colon, bajo este efecto pueden no medirse las consecuencias.

La marihuana, podría tener un efecto relajante. Existe la sensación de relajamiento anal, disminuyendo algunas molestias producidas con la penetración o manipulación.

La cocaína es una sustancia enervante. En muchos casos produce excitación o depresión. Algunas personas pierden erección con la cocaína, otras en cambio, reciben estimulación adicional. Es práctica común que sea aplicada directamente en el ano pudiendo producir además efectos analgésicos y un deseo insaciable de ser fisteado, dildeado, no midiendo las consecuencias y puede causar daños severos en el área pudiendo llegar inclusive a poner en riesgo la vida. Suele ser muy adictiva.

El cristal, puede inhalarse o ingerirse disuelto en algún líquido. Puede provocar una sensación de calentura y de bienestar extremo y su acción durar muchas horas. Puede producir un deseo insaciable de ser fisteado, dildeado. Por lo mismo, se corre el riesgo de causar daños severos. Es muy adictivo y provoca resaca extrema.

La ketamina, (Special K) cada vez más utilizada sobre todo en forma de polvo, tanto inhalada o bien aplicada en forma local en el ano, puede producir un deseo insaciable de ser penetrado, fisteado o dildeado. Altera la frecuencia respiratoria, cardiaca y el grado de conciencia. Bajo su efecto, se pueden causar daños severos en el área pudiendo llegar inclusive a poner en riesgo la vida.

La tacha, hay diferentes tipos de éstas, en realidad es una especie de cristal comprimido, combinado con otras substancias. Produce un efecto muy placentero, de desinhibición, lo que permite un encuentro sexual muy agradable. El erotismo, la cachondearía, el faje y otras prácticas se enmarcan en su uso. Su duración varía, algunas personas gozan de los efectos por muchas horas. Inhibe el sueño, provoca episodios de depresión o euforia y capacidad de recibir un pene y/o uno o varios puños por lo que puede resultar sumamente peligroso.

El popper (Nitrito de amilo), al inhalarse, producen un deseo sexual extremo de corta duración haciendo que la persona relaje los esfínteres anales, lo que facilita el fisting. Pueden causar daño en las mucosas, también problemas en la circulación sanguínea e irritación de la piel de la nariz y mucosa nasal.

El cloruro de etilo, al inhalarse, puede producir una especie de pérdida de conciencia momentánea haciendo que la persona relaje los esfínteres anales y facilitando el fisting. Su abuso puede causar sueño profundo y/o quemaduras en la piel o mucosa nasal.

Combinar  Viagra, Cialis o con poppers puede llegar a ser mortal.

LA INGESTIÓN DE ALCOHOL O DROGAS INCREMENTA EL RIESGO DE CAUSAR DAÑO FISICO Y HAY PÉRDIDA DE LA PERCEPCION DE RIESGO

Sí deseas practicar el fisting, primero infórmate para que al realizarlo lo disfrutes sin correr riesgos.

Fuente: Censida.